fbpx
La maldicion de la flor dorada
Diseño de Vestuario

La maldición de la Flor Dorada

¡Una explosión de colorido visual es lo que les traemos el día de hoy, Fashion Lovers!

Y es que los films asiáticos siempre son placenteros para la vista: con costumbres, visiones y formas de vertir tan distntas, no hay pierde a la hora de inspirarse. Así que agárrate, trae tus palomitas de caramelo y un buen vaso de té porque hoy hablaremos de ‘La Maldición de la Flor Dorada

Dirigida por Zhang Yimou (conocido por ‘La casa de las dagas voladores’, ¿recuerdan?) ésta película nos narra la disfuncional familia imperial en la época de la Dinastía Tang y cómo cada miembro decide dar el paso adelante por su propia cuenta.

La maldicion de la flor dorada

Por un lado tenemos al Emperador que desde hace un buen tiempo está envenenado a su esposa: la Emperatriz (Gong Li, recordada por su papel en Memorias de una Geisha), por otro temenos a ella dándose cuenta de la situación y teniendo un affair con su hijo mayor y heredero al trono (¡tranquilos! no llevan la misma sangre), la cólera del segundo hijo y la ineptitud del tercero. En el clímax del festival del crisantemo, todo se desata y será entonces que veremos quién logra vencer.

Sobre el Diseño de Vestuario

El vestuario, a cargo de Yee Chung Man, es sin duda un reflejo de la realeza. Opulencia en cada textil y cada puntada. Aparte del boom dorado de la escenografía, tenemos los ostentosos atavíos del ‘Traje del Dragón‘ y el ‘Vestido del Fénix” (portador por el emperador y la emperatriz respectivamente) que para su creación se ocuparon más de cuarenta artesanos y dos meses por cada uno. ¡Increíble! Cada traje (aparte de estos galardones) tiene entre cuatro y seis capas de tela y un cuidado especial en los detalles: como los pronunciados escotes en las mujeres, lo cual, refiriéndonos a los libros, es históricamente preciso.

La maldicion de la flor dorada

Es sin duda un deleite en cuanto a trama y efecto visual. Una película de acción con la que no te aburrirás, te quedarás con la boca abierta y terminarás por querer portar una de las armaduras doradas más hermosas jamás vistas. (Cofcof su servidora quiere una cofcof) Y no es para menos pues fue nominada a mejor vestuario en los premios Oscar.

Y ustedes, ¿se unen al crisantemo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *